Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» GUIA PARA LA CRONOLOGIA
Dom 16 Feb - 1:25 por Victor Hasting

» Grupos de Personajes
Jue 23 Ene - 20:11 por Victor Hasting

» Hatfield University -Confirmación Élite- CAMBIÓ DE BOTÓN
Vie 27 Sep - 0:34 por Invitado

» L O S T ▾ S H I F T E R S (( elite ))
Lun 23 Sep - 23:46 por Victor Hasting

» Reino Magi [Élite]
Lun 23 Sep - 23:45 por Victor Hasting

» Dead Passions ★彡 Confirmacion.
Sáb 14 Sep - 15:44 por Invitado

» Arka -contruccion-
Vie 30 Ago - 1:10 por Arkadiv

» Ficha de Abel.
Jue 29 Ago - 17:37 por Natsuo Keithley

» PERSONAJES REGISTRADOS CANNON
Jue 29 Ago - 8:07 por Abel Záitsev

A D M I N S T R A D O R E S
A L E X S V E R I G E
V I C T O R H A S T I N G MENSAJE PRIVADO
M O D E R A D O R E S
N A T S U O K E I T H L E Y MENSAJE PRIVADO
Hatfield Universitiy

Licencia de Creative Commons
Royal Atlantic Line by Victor Hasting & Alex Sverige is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Ficha de Abel.

Ir abajo

Ficha de Abel.

Mensaje por Abel Záitsev el Jue 29 Ago - 15:37


 

Sail away, through the ocean until you reach paradise.
 
 

Abel Záitsev

 

Médico del barco

  Edad: 27 años.

  Nacionalidad: Ruso.

  Inclinación Sexual: Homosexual.

  Seme/Suke/Uke: Suke.

  Gustos: En sus ratos libres, le gusta redactar artículos de periódico o memorizar alguna poesía o dedicarse a leer un buen libro. Adora conocer sobre las culturas antiguas (En libros); especialmente las construcciones y el arte de cada cultura. Adora comer helado de vainilla y chocolate, a veces también trufa, suele hacerlo cuando se encuentra a relajado sin el estrés del trabajo de que algún chiquillo en el barco se le haya cortado la digestión. Ama la fruta y las verduras, le gusta degustar toda clase de vinos pero no es muy dado a beberlo porque sabe las consecuencias que llevaría para su úlcera y prefiere no tentar su suerte. Ah, el sexo, le gusta el sexo como a cualquier persona que lo haya probado, le gusta sentirse bien mientras lo hace, seguro y con quien realmente pretende hacerlo pero desde que murió su esposo no ha mantenido relaciones con otro hombre, aunque él esté abierto a conocer hombres.

  Disgustos: Detesta la desobediencia y las mentiras por parte de sus compañeros y cualquier persona con la que mantenga un lazo afectivo más allá de la amistad. La incompetencia de los demás trabajadores médicos. Odia las negligencias médicas y a veces se siente rodeado de personas con título médico que no se dan cuenta de que tratan con personas reales. Otro de sus desagrados es sin duda, que las personas no muestren un mínimo de respeto, como por ejemplo el pedir las cosas sin pronunciar esa palabra mágica “Por favor”.  Las cosas excesivamente dulces, como pasteles, muffins, o cosas por ese estilo que tienen demasiado glaseado le desagradan al paladar, prefiere tactos salados. Debido a la muerte de su esposo, no se ha habituado a los piropos o a esa clase que para él son "chorradas" y puede llegar a sentirse incómodo si un hombre le "corteja" descaradamente. Es de la clase de personas que van poco a poco.

  Extras: No le gusta desvelarse mucho, le agrada dormir pero por desgracia poco puede hacerlo, pues tiene siempre que levantarse temprano para continuar con el trabajo, vive para trabajar, podría decirse. Italiano, inglés, alemán y francés, son los idiomas que maneja habitualmente (A excepción del suyo natal que es el ruso). Tiene una gran colección de libros y enciclopedias respecto a sus temas favoritos, la anatomía humana, y otros tantos de libros de texto de cuando estudió y por afición a la lectura intensa. Sin embargo no le gustan los libros románticos, los ve patéticos. También es coleccionista de relojes antiguos y de periódicos, que compraba su esposo para leer mientras tenían las comidas dispares entre él y el cirujano. Lapiceros gastados y pequeños. Pero todos esos “vicios” los  guarda en el trastero para que no ocupe demasiado espacio en casa o todo sería un caos cuando llegase de los viajes en barco. (Es obvio que también guarda los periódicos que pululen por el barco jaja.)

  Nombre original: Louis Weasley.
 


 

Descripción Física

  Suele vestir tal vez demasiado casual, no le gusta sentirse importante por vestir de forma que parezca un rico empresario porque, no lo es, sin embargo, no es alguien que se pueda etiquetar como 'ordinario' u 'clásico' sino que derrocha un estilo propio que combina algo parecido a estar entre medias de esos dos límites. De hecho, a simple vista, da la impresión de ser alguien que no parece que haya estudiado para una carrera importante como la medicina ¿Quién lo diría? Unos días prefiere optar por algo cómodo y holgado y otros simplemente por complementos más refinados, bufandas, guantes de cuero o simplemente fulares, tal vez también sea debido a su rostro y su expresión suavizada, lejos de una rotunda severidad con la que se catalogan los médicos. Predomina en su vestuario los pantalones vaqueros o jeans, tejanos, combinados con alguna camisa básica de color blanco o negro, dependiendo del día, también usa rebeldes chaquetas de cuero o “chupas” aunque también tiene bastante camisas sueltas abotonadas y de cuadros, pero prefiere usar camisas lisas. Sin embargo nunca tendrá una marca definida en su ropa, en los tiempos que corre piensa que una camisa de 80 es un robo y por supuesto signo de querer presumir y nunca se consideró presumido la calidad puede encontrarse perfectamente en camisetas con precios tirados. Su anatomía tiene una complexión nervuda pero a la vez sencilla y alejada de lo que sería un cuerpo esculpido y macizo, simplemente masculino de hombros anchos y caderas estrechas. Facciones suavizadas y simétricas adornado por una tez que oscila entre ser pálida y a la vez ligeramente tostada por el sol pues le gusta subir a la terraza y dedicarle a su piel un poquito de atención solar pero eso ya es un gusto propio, su musculatura es poco definida como ya dijimos pero sí presenta una tenue fuerza para agarrar, sujetar y sostener cualquier cosa que se proponga, además de elevarse sobre un cuerpo de una amplia estatura varonil exactamente 1’84 mts, piernas entrenadas pero no musculadas debido al ciclismo. En su tierra natal no hay nada que destacar, todos o casi todos presentan las mismas facciones: Su cabello tiene una tonalidad un poco más clara de lo habitual, es rubio, pero tal vez algunos mechones sean albinos, contrastando con pequeñas ondulaciones y en la parte de la nuca diminutos bucles. Sus ojos son, asimismo de un color natural, un azul intenso, pero también de hebras un poco más oscuras. Labios gruesos que al sonreír o al de gesticular provoca que dos pequeños hoyos apenas notorios se formen simultáneos a los lados de sus comisuras, que es sin duda un dato genético suyo. Y aunque parezca que es un hombre descuidado no lo es. Sobre todo respecto a la higiene o ciertos fetiches por ejemplo él prefiere ir tal cual nació excepto cuando pretende hacer natación o ciertos deportes. Por lo general presenta vello corporal, al ser rubio apenas puede llegar a notársele, pero lo tiene. No se considera un hombre “metrosexual” y las zonas donde puede llegar a vérsele es tal vez, únicamente en la zona del empeine del vello púbico, subiendo por el abdomen.
 


 

Personalidad

  Abel tiene una buena paciencia de oro pero a veces es muy limitada por diversos motivos, o ciertas personas que francamente le desagradan en su forma de actuar o de pensar, sobre todo cuando dichas personas logran irritarle, prefiere girar la cabeza inspirar y respirar como si tratase pero a veces los problemas no desaparecen con tan solo enterrar la cabeza como una avestruz. Él tiene la suficiente cara como para poder enfrentarse a los problemas sin llegar siquiera a utilizar las manos como medio de pelea, el dialogo siempre por delante. Es de las personas que asienten ante la definición “Con los pies en el suelo, no en el aire” No suele planear el futuro, prefiere vivir el día a día como si fuese el último, o al menos eso pensó hasta que parte de él comenzó a marchitarse por la pérdida de su esposo. No es un genio, no es un gran científico pero sabe medirse y cómo actuar. Tiene un gran sentido paterno que le hace proteger a las personas que son de menor edad que él, también a las personas que son familiares, amigos o allegados, sería capaz realmente de “asesinar” a alguien si tocasen un solo pelo a cualquier persona que osase hacer daño a alguien de su misma sangre, el simple hecho de pensar que alguien puede hacer daño a alguien tan fácil le hace flaquear. Principalmente no se cataloga como un hombre egocéntrico en ciertos aspectos, primero; piensa en los demás antes que en él mismo y antepone la situación de cualquier persona a la suya para luego dar una opinión personal Segundo: Sabe que no todas las personas son tan agraciadas económicamente y mira mucho los precios de los productos que compra. Respecto al nivel laboral podría decirse que se conoce muy bien, conoce sus límites, conoce cada parte de su saber ¡Es obvio! Dioses es cirujano, si tan solo operase algo mal, podría incluso acabar en la cárcel como preso, no como médico, podría decirse que se conoce tanto y tan bien que es casi imposible que dude a la hora de ejecutar un movimiento sobre el paciente en cuestión y sin por eso suele mostrarse demasiado seguro y atento, sobre todo cuando la vida de otras personas se implican en sus manos ¿No es maravilloso poder salvar a una persona con las propias manos...? Esa misma seguridad le hace mostrar lo que es capaz de hacer, le encanta mostrar que puede arreglar los problemas de salud de las personas ¡Adora trabajar! Su vicio es el trabajo y sobre todo destacar en él, haciendo tripletes cuadrupletes, no le importa trabajar con tal de poder ayudar a las personas que necesitan su ayuda ¿Acaso hay algo más bonito?
 


 

Historia

  A todo el mundo le llega su hora ¿No? Da igual vivo, que muerto. Pero a todo el mundo le llega cogiéndolos confesados o … tal vez sin confesar. Eso fue lo que le sucedió a Abel. Abel era un joven chico que había terminado recientemente su carrera de medicina, junto con la tesis cuando se encontró en las puertas de una boda con el chico que siempre había amado, desde que era un adolescente engreído y mimado por sus padres y por los criados de sus padres por supuesto. Vivía por entonces en Rusia, justo en la capital, Moscú. Sin embargo Abel a diferencia del que era su prometido, tenía cierta sangre lituana en las venas y eso le hacía tener afán por recorrer el mundo a expensas de sus padres, con su pareja, con el amor único de toda su vida, con el hombre que le robaba el aliento en cada recreo cuando era un escolar más en la escuela de su patria. La boda finalmente se celebró cuando ganó el título de la carrera y como descanso marital osaron recorrer Europa… Pero todo acabó en Alemania, donde, por el azar o el destino, decidieron instalarse una vez pedido el visado para quedarse allí ¿No era perfecto? Todo era un sueño, Alexey tenía trabajo allí, era fotógrafo, un buen fotógrafo que se dedicaba a alzarse como crítico periodístico en sus ratos libres y él, el rubio de su vida encontró trabajo a primeras en un hospital cercano a la residencia donde habitaban. Todo era perfecto, todo era, tal vez, demasiado perfecto en un sueño de fantasías y esperanzas de color violeta y morado, todo era… Tan ideal. Pero los sueños pronto acaban estallando, Alexey sufrió un grave accidente de tráfico, provocándole el coma del que sería difícil despertar. Poco después del ingreso de Alexey en el hospital, dando por hecho de que él no se recuperaría jamás de las vegetaciones, la vida de Abel se arrugó como una hoja de periódico empapada cuando al par de años tuvieron que desocupar la cama de Alexey debido a que su trágico accidente y posterior coma acabaron en muerte cerebral y poco a poco orgnánica. Abel dejó de ser ese chico alegre y constante, aficionado a su trabajo para convertirse en una cáscara que envolvía su alma en carnes. Tedioso y asolado por la situación decidió dejar los turnos del hospital, donde aún trabajaba como cirujano, a buscar un empleo donde pudiese encontrarse a sí mismo, donde pudiese pensar y meditar sobre todo lo que se le iba escapando entre las manos, esa vida que escurría como agua entre sus dedos, y así llegó a sus oídos sobre trabajar como médico en un barco de travesías largas, era la oportunidad de su vida para poder retomar las riendas de su vida. Extraño ¿Verdad? ¿Será capaz Abel de encontrarse a sí mismo y rehacer su vida?

 
 

 
avatar
Abel Záitsev

Sexo : Masculino Mensajes : 2

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Abel.

Mensaje por Natsuo Keithley el Jue 29 Ago - 17:37



Tu color será puesto a la brevedad!
avatar
Natsuo Keithley

Sexo : Masculino Mensajes : 3

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.